miércoles, 11 de diciembre de 2013

Visita de Amanda: Diez curiosidades que descubrimos en Londres


Hace unos 10 días vino Amanda de visita.
Ver Londres en cuatro días es algo absolutamente imposible...pero nosotras lo intentamos.
Hicimos una ruta espectacular a base de sacrificar horas de sueño y de recuperación física (el último día me daban pinchazos en las piernas, os lo aseguro). Pero mereció la pena. 
No vimos todo Londres, evidentemente; nos faltaron muchos sitios por ver, pero fue un viaje de lo más instructivo. Y es que descubrimos muchas cosas de esta hermosa ciudad. Y como muestra de generosidad, consideramos que debemos compartir nuestros aprendizajes:

1. Tienes que intercalar visitas a museos en tu ruta, por varios motivos. Mucha gente que ha venido a Londres te contará maravillado/a la cantidad de obras de arte que albergan, la cantidad de hitos de la historia que representan... Pero todo esto es mero postureo. La verdadera razón por la que a los turistas nos gustan los museos es triple: son gratis, se está calentito y puedes ir al baño. Además, y una vez hayas ido al baño y entrado en calor sentada en un banquito, puedes pasarte a ver alguna de las exposiciones.

2. Nunca se tiene demasiado chocolate. Los ingleses no tienen buena comida, ni buen clima, ni buen humor...pero hay una cosa que sí hacen bien: el chocolate. Puedes ir al supermercado (a cualquier supermercado) y tendrás pasillos enteros de todos los tipos de chocolate, en cualquier tipo de formato...tableta, barrita, bombón, galleta...A lo fábrica de Willy Wonka!

3. Si una china te dice que la comida pica, su palabra es ley. PI-CA. Y no vale...buah, a mí me gusta el picante...NO. Tienes que estar dispuesto a despedirte de tus papilas gustativas un par de días.

4. Si haces todas tus compras de regalos antes de ir a Camden, te darás cuenta al llegar de que has pagado de más.

5. Los Starbucks no tienen baños. Es un bulo. En todos te dirá que, lamentablemente, está fuera de servicio. Así que tendrás que esperar hasta el siguiente museo, pero no desespereis...al menos aquí, podréis cargar el móvil.

6. El museo de Sherlock mola. Y sí, sabemos que no existió de verdad...

7. Cuando llevas unas 10 horas de turismo y es el segundo museo que ves en el mimo día, tu cabeza solo puede procesar una cantidad mínima de información. Esto se aprecia en comentarios tales como Mira, un perro.. Y por mucho que quieras, ESTE será el nivel el resto de la visita.

8. Winter Wonderland es una buena excusa para mezclar vino caliente con patatas fritas. Y si te apuras, un gofre de postre. Todo esto, para merendar.

9. Los mejores kebab de Londres los hacen en Whitechapel.

10. En Londres amanece exactamente a las 6.55 am.



1 comentario:

Amanda dijo...

Jajaja "Mira! Un perro!" se ha convertido en la frase del viaje!